sábado, 27 de enero de 2018

¿ QUÉ SON LOS ARCOS DE CÍRCULO O ANILLOS NERVIOSOS? ¿QUÉ INDICAN? ¿QUÉ PROBLEMAS METABÓLICOS ACOMPAÑAN?

Existe un signo muy frecuente en el iris y que recibe varios nombres. Es un signo genético, es decir que nacemos con él y al ser genético no desaparecen. Esta es la visión de la escuela francesa Iridología Renovada. 

El signo es fácil de reconocer porque se presenta como surcos, trozos de círculo, círculos concéntricos, más o menos numerosos. Se sitúan entre el collarete o ángulo de Fusch y la trama o zona ciliar.  Indican una afección generalizada de todo el organismo. Suele agravar todas las tendencia patológicas marcadas con los otros signos iridológicos.                            
La escuela francesa lo relaciona con la ESPASMOFILIA. ¿Qué es la espasmofilia? Ya el nombre suena a espasmos ¿no? Es un problema sintomático, que podría estar relacionado con un desequilibrio con el calcio, el fósforo y el magnesio, y también con un problema neurovegetativo. 

El dueño de dicho signo en su iris viviría  multitud de síntomas: constipación, palpitaciones, insomnio, fatiga, ansiedad, problemas digestivos, diarreas, rampas musculares, blefaroespasmos. 

Un sujeto espasmódico presenta en la sangre un déficit de calcio (hipocalcemia), exceso de fósforo (hiperfosforemia) y un déficit de magnesio (hipomagnesemia). 

Pensaremos en las glándulas paratoideas, que tratan de mantener un equilibrio entre el calcio y el fósforo. Una hiposecreción de la hormona paratoidea con lleva una disminución de calcio en la sangre, a su vez aumentará la excitabilidad neuromuscular, resultado convulsiones, espasmos, tetanias. 

Las paratiroides, son cuatro pequeñas glándulas situadas en la cara posterior de las tiroides, su función es la de regular la proporción de calcio que contiene la sangre. Las paratiroides, sintetizan la hormona PTH, un polipéptido de ochenta y cuatro aminomácidos. 

La hormona PTH es hipercalcemiante, actúa sobre los huesos estimulando la reabsorción ósea liberando calcio y fósforo para activar la osteólisis osteoclástica y los riñones activando la reabsorción del calcio e inhibiendo la reabsorción del fósforo en el túmulo renal. 

La presencia de los anillos nerviosos o espasmódico indicarán  una menor capacidad en el mecanismos de reabsorción o de secreción de magnesio a través de la membrana celular cuya permeabilidad sería deficiente. La hipomagnesemia produce: temblor, crisis de tetania, arritmia, trastorno del ECG, nistagmo, convulsiones, fatiga, espasmos o calambres musculares. 






sábado, 10 de junio de 2017

¿Es posible eliminar el arco senil ?

Hace unos días recibí la llamada de una persona mayor, pidiéndome orientación y ayuda.
Estaba preocupado porque había descubierto en su iris un signo y,  tras investigar quiso saber más buscando la opinión de un iridólogo. Entre las diferentes preguntas que me hizo, quería saber si había posibilidad de eliminarlo de su ojo.
El signo al que se refería es el llamado Arco Senil, también recibe el nombre (según otros autores) signo de plátano y para la medicina oficialista lo denominan GERONTOXÓN.

El arco senil es un signo que desde la iridología, se relaciona con la edad avanzada, es decir que la gran mayoría de las personas lo tendremos. No afecta para nada la visión. Ya su nombre señala un freno en la vitalidad  (mental) de la persona. La palabra senil se relaciona con la vejez, con el envejecimiento.

Su aparición tiene varias explicaciones o causas. Por un lado se clasifica como un signo no genético, es decir que no nacemos con él, sin embargo con los años su aparición indicaría un problema de inicio de una mala micro circulación sanguínea a nivel cerebral (dependiendo del grado de su invasión en el iris), ya que la zona donde inicia su aparición está en la parte superior del iris, comprendiendo el sector 1, 2 y 12 (según el mapa de la iridología renovada).

Diferentes autores lo relacionan con la presencia de una hipercolestorolemia, presencia de una placa de grasa, aunque no se ha podido confirmar o demostrar que era colesterol lo que se depositaba en lo alto del iris.

Desde la iridología la estrategia para retrasar su aparición o mitigar sus efectos,  abarca un gran abanico de posibilidades que actúen en sinergia. Primero iniciaremos una profunda limpieza interna, una específica orientación en cuanto a  hábitos de vida naturista e higienista, organizando bien las necesidades nutricionales, una eliminación o radical reducción de la sal refinada en las comidas,  fitoterapia y suplementos antioxidantes, sin olvidar la recomendaciones de realizar periódicas visitas al osteópata para liberar cualquier rigidez que hubiera en el cuello, y ejercicios concretos.

Así que la respuesta, es no. No se puede eliminar dicho signo, solo esperando tener una suerte en la propia genética, en seguir unos adecuados y eficaz hábitos naturistas, podremos intentar retrasar su aparición y los efectos que con él aparece.